"Terminator 2: El juicio final"


LA ESPECTACULAR SECUELA DE JAMES CAMERON

 

Esta historia comienza en Roma.....James Cameron tuvo una manifestación a través de un sueño provocado por una fiebre. En semejante pesadilla el enfermo vislumbró a unos amantes huyendo de una ola de llamaradas de la que emergía una máquina con forma humana. Año 1984 (bendito año de cine), se estrena "Terminator", film menospreciado en su estreno pero que el tiempo y los videoclubs colocarían en el lugar al que pertenece como clásico del cine de acción y ciencia ficción. James Cameron a través de las enseñanzas aprendidas en la factoría de Roger Corman pudo materializar su sueño después del desastre que significó para él su inacabado bodrio "Piraña 2 (1981)". Todos los que participaron en la película futurista de Cameron cristalizaron sus sueños de fama: William Wisher (guionista), Adam Geenberg (director de fotografía), Gale Ann Hurd (productora), Brad Fiedel (música), Linda Hamilton, Michael Bienh (actores). Pero sin duda alguna, quienes se llevaron los elogios fueron el propio James Cameron, por su inventiva y originalidad, Stan Winston, por su capacidad para crear y hacer real la imaginería de Cameron y sin lugar a dudas...El gran Arnold Schwarzenegger, que tuvo el acierto de ser el que impulsó la idea de colocarse como villano, en lugar del héroe que se pensaba en un pricipio para él en el guión, así que O.J. Simpson fue desplazado del proyecto. En una reunión para hablar de la producción para el posible rodaje, el director de "Avatar (2009)" enseñó un boceto de un dibujo en la que la cara del posible héroe se fusionaba con el endoesqueleto del villano Terminator, dibujo que abrió los ojos del gran 'Arnold' para saber en aquel instante que él debía interpretar a la máquina, teniendo un olfato providencial para el éxito.

El fuerte impacto y la demanda de la película "Terminator" en Vhs, llevaron a que se propusiera por parte de los fans una secuela......1991 (año de estreno de "Terminator 2"), el viejo zorro de Cameron logra una de las segundas partes más espectaculares de todos los tiempos. Schwarzenegger pone en pantalla el cambio de registro más espectacular e inimaginable de toda su carrera, pasó de interpretar a una máquina sin conciencia, ni remordimientos, ni miedo, completamente centrada en su misión de destrucción de la humanidad, a interpretar de nuevo a la misma clase de modelo de cyborg pero con el propósito contrario que en la primera parte..Esta vez toca ser el salvador... Y toca enfrentarse a un enemigo de mercurio imperturbable Robert Patrick (que se acercaba más mediante su interpretación al ideal del director de "Titanic (1997)" para pasar desapercibido entre los humanos dada su fisonomía más normal, y que hubiera interpretado en el año 84 Lance Henriksen sino llega a ser por el cambio impuesto por el roble austriaco) ¿Saben Qué? Me importa un bledo lo que hizo la crítica con la interpretación de  'Arnold' al calcular cuánto cobró por palabra, yo solo me fijo en su calculada postura, en los gestos milimétricamente calculados, en su frialdad y profesionalidad....

 

También Linda Hamilton cambia, convirtiéndose en una especie de virgen María armada y peligrosa con la finalidad de evitar el apocalipsis tecnológico y mecánico. "Terminator 2" es la muestra de un calculado entretenimiento sí..Pero es que además es una proyección de lo que somos realmente como persona: -Está en la naturaleza del hombre el destruirse mutuamente-. Llega a comentar la máquina...-Si una máquina un "Terminator" puede comprender el valor de la vida humana, quizás nosotros también podamos-. Un Blockbuster antológico, la primera producción Hollywoodiense en gastarse 100 millones de dólares, la película que revolucionó el mundo de los efectos especiales, la película que me inspiró grandes dosis de humanidad, valor y sensibilidad: -Ahora sé porqué lloráis, pero es algo que yo nunca podré hacer-. Como máquina, el Terminator entiende lo que John Connor siente hacia ella (apego y cariño), y la despedida final con el pulgar hacia arriba me enternece y emociona. Como fanático del film, he soñado muchas veces con que Arnold se dirigiera a mí antes de destruir la cristalera del edificio Cyberdine y cargar contra la policía con el arma multicañón para decirme aquello de...Trust me..(confía en mí)..Un niño de 11 años que se emocionó y asombró con esta obra magna del libro de oro de la ciencia ficción ...Aún sigo haciéndolo ....Sayonara Baby. Volveré.

 

Esta reseña la pueden votar en:

http://www.lasmejorespeliculasdelahistoriadelcine.com/2014/09/terminator-2-el-juicio-final-1991-la.html

 

Escribir comentario

Comentarios: 0