"Los inmortales " 1989 - Rusell Mulcahy


SÓLO PUDE QUEDAR UNO

 

El actor francés Christopher Lambert después de convertirse con coherencia en el mítico Tarzán en la genial película "Greystoke (1984)", se embarcó junto al director Russell Mulcahy en la original y épica "Los inmortales", una genialidad de film de mitades de los 80's, en la que Connor Mcleod en una cruenta batalla en pleno siglo XVI es consciente al ser mortalmente herido, de que él no es como los demás (al curar milagrosamente). Acusado de brujería en su poblado escocés deberá huir. Una vez establecido en un lugar lejano será Juan Ramírez Sánchez Villalobos (Sean Connery) espadero mayor de su majestad Carlos I de España) quien le haga saber su auténtica razón de existir, él es un inmortal condenado a vagar durante los siglos luchando con los de su especie y cuya única manera de morir es que le corten la cabeza hasta que... sólo quede uno. Ésta es pues la premisa argumental en una película completamente entretenida, cargada de acción, romance, efectismo, una banda sonora espectacular, y porqué no decirlo también con historia (en el film viajamos desde la antigua Escocia del siglo XVI, pasando por el clasicismo del siglo XVIII, a la segunda guerra mundial hasta la actualidad de los años 80's del siglo XX). También me gustaría añadir, que además de una convincente actuación de Christopher Lambert, está también la portentosa actuación de un Sean Connery en estado de gracia, absolutamente arrebatador en su personaje de Juan Villalobos, capaz de generar simpatía a los segundos de presentarse en el film. De igual manera pero en el caso opuesto, se encuentra un Clancy Brown interpretando a Er Kurgan un desalmado animal bestia y sin escrúpulos que mata por placer y que sumiría a los humanos en las tinieblas si él fuera el que reclamara el premio ofrecido si resultara ser el único inmortal que quedara en pie.

 

Connor McLeod con las enseñanzas administradas por Ramírez tendrá que enfrentarse a lo largo de los siglos a todo aquel que quiera su cabeza, para aspirar a ser el único de los inmortales que quede vivo para pedir su deseo. Con unos movimientos de cámara que vuela por todos lados, facilitados por la Stedycam (ingenio inventado por Kubrick), una dirección artística variada, unos efectos especiales hoy algo trasnochados y con unos enfrentamientos esgrimísticos de altura, "Los Inmortales" es un muy digno espectáculo de aventuras y acción de los años 80's que tuvo el placer de contar con la apreciada participación musical del grupo Queen (con magníficas canciones) y la maravillosa banda sonora de Michael Kamen. Me quedo con secuencias tan geniales como las del entrenamiento de Ramírez a Mcleod, el enfrentamiento en el aparcamiento del Madison Square Garden, el duelo final con Kurgan y las bellas imágenes de McLeod con su amada mientras pasan los años con el acompañamiento musical de Queen "Who wants to live forever". En mi recuerdo sólo queda una película de toda la franquicia inmortal...La primera.

 

Esta reseña la puedes votar en: http://www.lasmejorespeliculasdelahistoriadelcine.com/2015/03/los-inmortales-1986-solo-puede-quedar-uno.html

Escribir comentario

Comentarios: 0